Bienvenid@ a Merveille, Invitado. Esta es la tierra del sueño y la imaginación, donde lo que tú quieras puede pasar, pero recuerda: todos aquí están un poquito... locos~
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Registro esclavo tienda
Miér Nov 25, 2015 3:18 pm por Admin

» Registro de Residencia
Miér Nov 25, 2015 3:16 pm por Admin

» Registro de Esclavos Mercado Negro
Miér Nov 25, 2015 3:07 pm por Admin

» Registro PB
Miér Nov 25, 2015 3:05 pm por Admin

» Registro de Muñecos
Miér Nov 25, 2015 3:00 pm por Admin

» Supresión de cuentas
Miér Nov 25, 2015 12:04 pm por Admin

» The Chronicles of Juno [Afiliación Normal]
Jue Jul 16, 2015 7:31 pm por Invitado

» Voracious Minds [Cambio de botón ~ Élite]
Lun Abr 27, 2015 6:20 am por Invitado

» The Circus ★ Afiliación Élite
Mar Abr 21, 2015 12:29 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 74 el Sáb Ene 02, 2016 9:27 pm.
Admin
MP-PERFIL
WEB MASTER
Afiliados Élite
Hermanos (00/05)
Directorio (00/10)
© HARDROCK

A little girl [Ellie ID]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

A little girl [Ellie ID]

Mensaje por Invitado el Mar Jul 22, 2014 5:22 pm

•Datos Principales•

Nombre/s: Elizabeth
Apodo/s: Ellie
Tipo de Muñeco: Neblast
Edad: tiene 13, aparenta menos, y tiene 1 de haberse convertido en muñeco.
Sexo: Femenino.
Orientación: Pansexual.

•Historia•
Los juegos no son solo diversión, al menos no la mayoría de las veces. Lo que puede empezar como una divertida reunión con los amigos, un momento de relajación de las tareas escolares, puede terminar en una gran tragedia que puede desde causar una simple lastimadura en alguna parte del cuerpo, como en algo que te puede llevar a una muerte asegurada.
Elizabeth Maxil, a la que todos llamaban Ellie de cariño, tenía solo 8 años cuando decidió salir de su casa para jugar en el bosque. Una nevada había cubierto el pueblo una noche antes, por lo que las calles estaban tapizadas de la blanca nieve; los niños salieron abrigados de sus casas y, para no causar molestias a las barredoras de nieve ni a los padres que iban en sus carros al trabajo, un grupo de niños fue a toda prisa a adentrarse al bosque. Era la primera nevada en más de 30 años, por lo que, emocionados, las guerras de bolas de nieve, los muñecos y los ángeles adornaban el bosque, mientras la risa de todos los niños era música a través de los arboles.
Ellie fue del grupo que quiso explorar el bosque, dando un pequeño lago congelado. Ninguno lo pensó demasiado como para pensar en el riesgo, después de todo eran niños que querían divertirse, pero el niño más grande que iba con ese grupo, un niño de unos 14 años, fue el primero en irse sobre el agua congelada, empezando a patinar, e invitando a los demás niños a formar parte de la diversión del momento. Ellie no se quedo atrás, fue la segunda en entrar.
El sol empezó a asomarse, lo que hacía que la temperatura aumentara a como se hacía más tarde y los niños, cansados y hambrientos, quisieron irse a sus casas a comer algo. Ellie, que se había ido hasta el otro extremo del lago, muy lejos de la orilla, empezó a mirar a todos sus amigos que se iban. Pensando que su padre podría estar preocupado por ella, empezó a caminar hacia donde estaban todos, pero un extraño sonido la alerto. Girando el rostro confundida, pudo notar como el hielo se estaba rompiendo lentamente, creando una grieta que se dirigía hasta donde estaba ella. Aterrada, corrió lo más rápido que sus pequeñas piernas le permitieron, pero el hielo fue más rápido y, apenas soltando un grito que llamo la atención de los demás niños, cayó al agua helada.
Cuando despertó estaba en la habitación del hospital. Su piel estaba pálida y su cuerpo más delgado de lo que antes estaba. Su padre estaba junto a ella, dormido en una silla con una clara mueca de preocupación. Observo a la ventana, la nieve se había derretido ya.
Los siguientes 3 años pudieron haber pasado como si nada, pero no fue así. Después del accidente, del cual no recuerda cómo es que salió y llego al hospital, fueron realmente duros. La hipotermia que se le genero después del accidente le dejo secuelas donde su cuerpo no podía tolerar las temperaturas demasiado bajas, las cuales empezaron a ser más constantes en los inviernos siguientes. Se enfermaba a cada momento de sinusitis, el asma generado tiempo después le hacía difícil el respirar como era debido, y con el mínimo frio sentía como su cuerpo se enfriaba de igual manera. Los doctores le habían advertido que si volvía a pasar una nevada como lo había sido la última vez, Ellie probablemente no podría aguantarla, pues su organismo estaba muy débil y esos fríos extremos no eran buenos para ella.
Fue como antes de su cumpleaños número 12 que otra tormenta de nieve azotó en el pueblo donde vivían, convirtiendo no solo las calles en espuma blanca, sino congelando ventanas y puertas. Mucho más fuerte que la ultima vez, los niños no pudieron salir a jugar. Se había dado la alerta de no salir de sus casas, de estar muy abrigados y mantener el calor porque esta vez no se iba a quitar de un día para otro.
Vidas se perdieron esas semanas de encierro, pues la comida empezaba a escasear y por las bajas temperaturas no era bueno salir. Entre las bajas se encontraban la gente mayor, con cuerpos muy frágiles y niños con corazones débiles, entre ellos, estaba Ellie.
Su padre, devastado, no podía dejar que su niña se fuera, no ella también. Ya había perdido a su mujer años anteriores por tener un cuerpo débil, el cual poco duro después del nacimiento de su niña, no podía perderla a ella también tan solo algunos años después. Una idea loca surco la mente del hombre, una que por más chiflada que estaba, le podía asegurar que podría tener a su niña por el resto de su vida: convertirla en una muñeca.
Era una alternativa de lo más loca, por no decir en ese momento ilegal, pero su padre le había contado historias de una extraña isla donde se manejaba el tráfico de personas como esclavos o “pets”, donde además había una venta de lo más extraña, que era la venta de muñecos vivientes. El hombre había aprendido todo lo que se necesitaba de la transformación de criaturas vivas a muñecos, desde simples animalitos hasta los mismos humanos, y por eso es que, recordando los conocimientos adquiridos de su padre, el padre de Ellie se encargo de la operación.
Todo fue un éxito, o al menos eso creyó él. Los primeros días Ellie no despertó, dando solo pequeñas respuestas a base de espasmos que tenía su cuerpo de vez en cuando. No fue hasta después de casi un mes que por fin abrió los ojos. Su padre, emocionado porque su trabajo había funcionado, se acerco a Ellie, pero no contaba con que el procedimiento se haya hecho demasiado tarde, y la pequeña perdió todos sus recuerdos después de volverse una muñeca. No importo. A su padre no le importo en lo absoluto que su hija olvidara sus primeros 12 años de vida, la tenia consigo, estaba con él eso era lo que importaba, ¿no?
Paso un año, en el que la pequeña Ellie se había encariñado con su “creador” y todo fue paz y tranquilidad. La niña no salía, no lo tenía permitido, y aunque tenía muchas ganas de ver el mundo con sus propios ojos, como lo había hecho en los libros que había leído en su tiempo encerrada, no se negaba a nada de lo que su padre le decía.
Cuando se piensa que las cosas están de lo mejor y que nada puede salir mal ahora, es cuando te das cuenta que no lo son. Los vecinos, preocupados por lo que habían escuchado antes que le paso a la pequeña Ellie, empezaron a vigilar más al hombre. Esperaban el momento que saliera y dejara sola a la niña, cosa que no sucedía seguido. Fueron unos niños los que entraron a la casa un día. Una pelota de beisbol había roto una de las ventanas y ellos, notando que no había nadie en casa, entraron por la puerta; estaban sorprendidos de que estuviera abierta, pero solo tenían que ir a donde debía de estar el comedor a tomar la pelota. Fue ahí cuando la vieron, Ellie estaba en la sala con la pelota en sus manos. No se asustaron, en lo absoluto, esos niños la conocían de hace mucho tiempo y con inocencia la invitaron a jugar. Ellie, curiosa, salió con ellos, pensando que estarían fuera de su casa. Gran error.
Fue durante ese juego de beisbol que notaron que Ellie estaba extraña, al punto de convulsionar y que, cuando los adultos fueron en su auxilio, se dieron cuenta que la niña no era más que una versión suya en muñeca, pero lamentablemente para el padre de la niña, había más gente que conocía ese tipo de procedimientos de conversión. Las autoridades no tardaron en tomar cartas del asunto y Ellie, con lágrimas en los ojos, fue separada de su padre y llevada hasta la isla de Merveille, donde fue dejada en la casa de muñecos de la ciudad de Alyss.


•Descripciones•
Física
Ellie posee un cuerpo pequeño, como si fuera el de una niña, y eso es porque cuando la convirtieron en muñeca su cuerpo tomo esa apariencia, manteniendo una estatura apenas superior a la de 1.50 m. Sus facciones siguen siendo los de una niña que apenas está entrando en la pubertad; su rostro sigue tan angelical como siempre lo ha tenido, redondo y pequeño, que hacen contraste con unos ojos grandes de unos tonos anaranjados, una nariz pequeña al igual que su boca. Su cabello es blanco platinado, completamente largo y ondulado llegándole a la altura de la cadera, el cual lleva peinado en dos coletitas pequeñas a cada lado de la cabeza y un fleco que le cubre toda la frente en forma de punta. Gusta de usar vestidos, de preferencia en tonos rosados, siempre con unas mallas y una blusa de manga larga, ya que no soporta mucho el frio.

Psicológica
Ellie es una niña. Su comportamiento es como el de una niña a la que solo le gusta jugar, siempre teniendo un entusiasmo al máximo y una sonrisa que cautivaría a cualquiera. Amable y alegre, se propone en ayudar a todos siempre que pueda, aun cuando le salga mal hacerlo, ella no se da por vencida tan pronto hasta intentarlo mil veces, pero cuando siente que de verdad termino haciendo todo mal es muy propensa a llorar, aunque se negara a reconocerlo, porque según ella las personas fuertes no lloran. Siempre la encontraras haciendo algo, ya que por lo inquieta que es no puede quedarse sin hacer algo en cualquier momento, ya sea un pequeño dibujo o alguna escultura de barro en el lodo; ella no se fija si termina ensuciándose, mientras se divierta es lo importante.
Con los demás, Ellie tendrá siempre la mano para ayudarlos. Nunca juzga a nadie, no tiene la capacidad para hacerlo ni para odiar, pero si puede desarrollar el miedo hacia alguna persona que le haga daño, lo cual solo ha pasado escasas veces. Muy rara vez se enoja, pero cuando lo hace su rostro no muestra el enojo, sino mas bien infla las mejillas y retiene la respiración hasta que “se le pasa el enojo” o hacen algo para alegrarla, lo que suceda primero.


•Imágenes•:





•Extras•

Habilidades: A pesar de verse pequeña tiene una gran agilidad de movimiento, capaz de escalar arboles o meterse en lugares pequeños.

Debilidades: Cuando la temperatura es muy baja, su cuerpo se empieza a entumecer al punto que le es dificil moverse.

Gustos:
~Los animales
~Las flores
~Los vestidos
~Los cuentos
~Las cerezas
~Los juegos


Disgustos:
~Las mentiras
~La gente mala
~La sangre
~El mango
~El frio


Fecha de cumpleaños:
16 de Diciembre

•Otros•
A pesar de haber sido transformada para que viviera, su cuerpo quedo con algunas secuelas de enfermedades, las cuales la mayoria son respiratorias, por lo que el frio en extremo la puede enfermar.
Es un peligro viviente cuando se trata de cocinar.

•Perfil del físico•
Nagisa Momoe (Puella Magi Madoka Magica) Ellie



"We are all mad here."
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: A little girl [Ellie ID]

Mensaje por Invitado el Jue Jul 24, 2014 8:52 pm

avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.